Drabble DBZ

Apr. 3rd, 2004 06:40 pm
targaryen: (Default)
[personal profile] targaryen

Para no volverme Pottercentrista (más todavía), aquí va un drabble/minific que me pidió Herea, sobre este niño tan mono:

              

 

3/Abril/2004

 

            Retador: Herea

 

            La puerta se había cerrado hacía cosa de una hora y media. Ya había matado a todas las ratas que se habían atrevido a entrar en la habitación, pero no podía sacarse de la cabeza el plic plic plic que hacía la gotera. Tenía frío, y se abrazó las rodillas con las manos, haciéndose un ovillo para tratar de darse calor.

 

            Ojalá Padre llegara pronto.

 

            No entendía porqué había tenido que dejar el palacio de Vegetasei (Se perdería el entrenamiento, y esa noche parecía que la cena no olía muy mal), no entendía qué hacían en esa nave, ni porqué Padre se comportaba de esa forma tan rara delante del tipo vestido de morado. Pero Padre le decía que ya se lo explicaría cuando fuera mayor. Que ya entendería que a veces no siempre podemos hacer lo que queremos, pero que, incluso entonces, había que mantener el orgullo, había que recordar que ellos eran Saiyajins.

 

            Padre también decía que el amor era una debilidad, porque si no amas nada, nadie puede hacerte daño arrebatándotelo; pero él no podía evitar amar ciertas cosas. Subirse a las cúpulas de palacio para ver las naves despegar, dirigiéndose a planetas perdidos que pronto serían dominados por los Saiyajins. El respeto y la admiración en los ojos de su pueblo cuando miraban a su rey. Él quería que miraran igual a su príncipe, y por eso entrenaba hasta caer rendido. Amaba las escasas ocasiones en que Padre hacía un comentario aprobatorio de algo que él hubiera hecho. Y amaba cada combate que ganaba, cada enemigo que vencía, cada contrincante que resultaba ser inferior a él.

 

            Una luz cegadora entró por la ventana que daba al exterior, y tuvo que ir a mirar. El tipo de morado tenía enfrente a, literalmente, todos los Saiyajins del planeta, y sobre su dedo índice sostenía una bola luminosa que cada vez se hacía más grande. Y el tipo se estaba riendo a carcajadas. Después, sólo hubo luz. Y después, no hubo nada. Sólo la gotera haciendo plic plic plic, y sus golpes contra la ventana, contra la puerta, contra las paredes, intentando salir, intentando volver.

 

            Para cuando abrieron la puerta, ya había pasado mucho desde que dejó de dar golpes, y le había dado tiempo a comprender que no había palacio donde volver, que no quedaba nadie que pudiera mirarle algún día con respeto, que Padre había muerto. Le había dado tiempo a comprender que amar era una debilidad. Pero había aprendido la lección, y no cometería el mismo error dos veces.

 

Tenía seis años.

 

 

 

 

           

 

 

 

From:
Anonymous( )Anonymous This account has disabled anonymous posting.
OpenID( )OpenID You can comment on this post while signed in with an account from many other sites, once you have confirmed your email address. Sign in using OpenID.
User
Account name:
Password:
If you don't have an account you can create one now.
Subject:
HTML doesn't work in the subject.

Message:

 
Notice: This account is set to log the IP addresses of everyone who comments.
Links will be displayed as unclickable URLs to help prevent spam.

Profile

targaryen: (Default)
targaryen

May 2004

S M T W T F S
      1
2345678
910 1112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Style Credit

Expand Cut Tags

No cut tags
Page generated Jul. 21st, 2017 08:31 pm
Powered by Dreamwidth Studios